Y tú ¿Qué tan seguro te sientes?

April 11, 2019

 

Adquirir un seguro para muchos puede significar todo un dilema. Por una parte, algunas personas piensan que los seguros son productos de vital importancia para evitar caer en una desgracia financiera debido a un percance o accidente; por otra parte, hay personas que ven a los seguros como un mal necesario y otras que de plano prefieren no adquirir algún tipo de seguro porque sienten que la vida es buena y que jamás les podría pasar algo.

 

Para ponerlo en perspectiva, México tiene una población que ronda los 130 millones de ciudadanos, y sin embargo, tan solo 1 de cada 4 mexicanos cuenta con algún tipo de seguro, es decir, solo 32.5 millones de mexicanos ha contratado alguno de estos productos.

 

Pero estos números solo reflejan una visión general de todo el país. En otras áreas como es el noroeste de México, 36% de la población cuenta con algún seguro, seguido por Ciudad de México y el noreste del país ambos con un 30%, el sur y bajio con 24% y al final el centro del país con solo el 20%.

 

Entre los seguros más populares se encuentran los seguros de vida con alrededor de 13.5 millones de personas poseedoras de este tipo de seguros, después de este le sigue el seguro de autos con 7.8 millones de vehículos asegurados y en tercer lugar tenemos al seguro de gastos médicos con 5 millones de personas aseguradas.

 

Si ponemos en comparación esta cifra con el total de habitantes de México los números pueden considerarse bastantes bajos, pero ¿Qué está pasando en el país que la cultura del seguro no ha logrado despegar?

 

De acuerdo con estudios de la INEGI y PROFECO, el 28% de los mexicanos creen que contratar un seguro es caro, mientras que el 26% de la población no saben cómo funcionan y un alarmante 23% cree que no lo necesita.

 

Muchos expertos consideran que uno de los principales motivos a este fenómeno es debido a la carencia de información que ayude a entender a la población la gran importancia de tener un seguro que los cubra en caso de cualquier problema.

 

La falta de información ha causado que muchas personas tengan una mala percepción de los seguros y las aseguradoras y por lo tanto no confíen en ellos.

 

Cambiar la idea de que un seguro es tan solo un gasto innecesario no es nada sencillo. Dar a entender qué tipo de problemas se pueden evitar con un seguro es una excelente forma de iniciar la conversación.

 

Por ejemplo, durante el 2017 más de 500 inmuebles fueron demolidos y 1,308 fueron registrados con daños en su estructura debido al terremoto de ese año. Un dato abrumador es que solo el 4.5% de los inmuebles en México estaban asegurados, lo que significa que muchos de esos edificios han quedado a la deriva debido a falta de capital para su remodelación o hasta reconstrucción.

 

Al final, al adquirir un seguro no estas generando un gasto innecesario, estas invirtiendo en tu propia seguridad y sobretodo en tu tranquilidad en caso de que algo malo llegase a pasar.

 

El seguro es de esos productos que queremos no usar nunca, pero que sin ellos estaríamos corriendo un gran riesgo en dado caso de que nos pasará algo malo. Evaluar el valor de tu tranquilidad y seguridad es un ejercicio de carácter individual, sin embargo, no hacer dicho ejercicio puede ser muy negligente de nuestra parte.

 

Please reload

Featured Posts

XCELENT Award

November 29, 2015

1/1
Please reload

Recent Posts

September 27, 2019

Please reload

Archive